Sectores

Sector sanidad y hospitales

L Los centros de salud, residencias y hospitales, en general, los edificios del sector sanitario deben de contar con instalaciones adecuadas a sus pacientes y a la protección de los mismos, así como de los trabajadores. La limpieza e higiene es prioritaria en los espacios sanitarios, para intentar evitar al máximo la transmisión de microbios y bacterias. Las superficies de sanidad han de contar con materiales adaptados a la normativa vigente respecto a seguridad y bienestar.

Sector alimentario

Higiene y asepsia

El pavimento continuo es muy útil en el sector sanidad y en los hospitales, ya que facilita la higiene y desinfección de todo tipo de salas. La pulcritud y la asepsia son dos factores de alta importancia en hospitales y en el sector sanitario.

Para los revestimientos en el sector sanitario se utilizan materiales especiales y la instalación se lleva a cabo bajo un riguroso método y bajo las indicaciones y el trabajo de profesionales con experiencia en la materia. Los resultados deben ser duraderos y eficientes para garantizar el uso médico adecuado.

Podemos encontrar diferentes tipos de pavimentos a base de resinas adaptadas a su uso en el sector sanitario. El bien estar de las personas, bien sean pacientes o trabajadores del sector sanitario, es la máxima a respetar y tener en cuenta. Los profesionales de revestimiento tendrán en cuenta el tipo de uso que se le va a dar antes de decidir que tipo de pavimento es el más adecuado.

En hospitales o centros sanitarios también se hace uso habitualmente de productos impermeabilizantes para evitar la filtración de la humedad, así como goteras o filtraciones.

Pavimentos asépticos

Los pavimentos con protecciones asépticas son necesarios para salas blancas, laboratorios y quirófanos. Sin este tipo de materiales no se podría mantener la asepsia y la higiene necesarias. Los resultados de los pavimentos con protecciones asépticas son extremadamente importantes en zonas como esta que precisan de un alto grado de higiene para asegurar el bien estar de los pacientes.

Poder desinfectar y mantener asépticas determinadas zonas de los centros sanitarios resulta imprescindible para poder desarrollar la labor sanitaria de forma correcta. El fin es controlar las bacterias y reducir al mínimo las infecciones contraídas.

El pavimento continuo, como su nombre indica, no tiene juntas ni grietas ni ningún tipo de abertura en la que pueda acumularse la suciedad o aparecer manchas difíciles de quita. Es por ello que este tipo de revestimiento es adecuado para centros sanitarios, porque por su propio sistema facilita la higiene y desinfección.

El pavimento continuo además puede utilizarse en paredes y techos, así como en baños y zonas húmedas. Su sistema antideslizante facilita su uso en las duchas o baños, en las lavanderías o en zonas donde la humedad pueda acumularse con facilidad.

El pavimento continuo está presente en multitud de industria y espacios de distintos sectores: automovilístico, sanitario, industria química, industria farmacéutica, mantenimiento industrial, logística, construcción…

Su aplicación podrá variar dependiendo del uso que vayamos a darle, por eso es un material presente en todo tipo de industrias y sectores, porque puede aportar multitud de soluciones.

Comparte esta información
¿Necesitas presupuesto o quieres hacernos una consulta?
Contacta con nosotros