El uso del pavimento continuo en el sector de la automoción

El uso del pavimento continuo en el sector de la automoción

En el sector de la automoción se emplean pavimentos continuos de resina que puedan resistir las altas presiones del paso de los vehículos de forma constante.

El pavimento continuo de resina epoxi es el más utilizado en suelos de garajes, talleres de reparación de vehículos, zonas de exposición de coches etc.

Pavimento continuo de resina

En los pavimentos continuos del sector de la automoción se emplean resinas epoxi, un tipo de pavimento que procura una mayor durabilidad de la superficie en situaciones de alto desgaste. Las resinas epoxi se tratan de un polímero termoestable, por lo que soporta altas temperaturas, que se combina con un agente catalizador que lo endurece. Además, se trata de un material impermeable, perfecto para talleres de coches y motos donde se derraman líquidos con facilidad como por ejemplo aceites.

Otra de sus importantes cualidades que hay que resaltar es que se trata de un material resistente a la abrasión, esto significa que resisten frente al continuo paso de los coches y no aparecen rayaduras y arañazos en la superficie comparado con otros materiales que no han sido tratados con resina.

Su aspecto es liso y continuo y su grosor es muy fino, en el caso de que queramos colocarlo sobre otro pavimento.

Pavimento para talleres de reparación de vehículos

El pavimento continuo de epoxi es el indicado para los talleres de reparación de vehículos.

El espesor indicado para este tipo de situaciones es de 2 a 5 mm, por lo que no resulta muy grueso, pero aun así cuenta con la resistencia necesaria para este tipo de uso.

Este tipo de suelos también debe de ser resistente al polvo evitando que se creen rayaduras en la superficie y sobre todo antideslizante.

El pavimento continuado está diseñado de tal forma que no hagan falta juntas entre las diferentes placas de hormigón, creando una superficie totalmente lisa y nivelada. La resina epoxi no necesita de juntas de dilatación ya que se trata de un material flexible que hace que no aparezcan fisuras por la dilatación del hormigón. En aquellos pavimentos de hormigón que no han sido tratados con resinas y que tienen unas juntas claramente visibles y quieren sellarlas, se utilizará una resina elástica con características similares a la resina de epoxi. Esta resina se utiliza para sellar las juntas evitando que la suciedad se introduzca dentro de ellas produciendo importantes desgastes con el tiempo.

Las ventajas de utilizar el pavimento continuo en la automoción

La gran ventaja de utilizar el pavimento continuo en espacios dedicados a la automoción es su gran resistencia al uso de vehículos y maquinaria pesada.

A la hora de la instalación, el pavimento continuo resulta uno de los más fáciles de instalar.

Se trata de una solución impermeable, no porosa y antideslizante y al no tener juntas, resultan una opción mucho más higiénica. Al no existir juntas de separación, el polvo ni la suciedad se puede infiltrar entre las distintas separaciones, por lo que su mantenimiento es muy sencillo.

Reparación de suelos en el sector de la automoción

A pesar de que el pavimento continuo es resistente a la abrasión y a las rayaduras provocadas por una alta actividad de vehículos y el polvo generado en l superficie, esto no significa que tenga inmunidad absoluta a pequeñas grietas y rayaduras producidas por el paso del tiempo combinado con un uso elevado y una mala instalación del pavimento.

Estos daños se pueden reparar mediante un tratamiento de juntas con mortero epoxi y masilla de poliuretano elástica.

Los suelos antiguos de hormigón son donde más se pueden apreciar estas fisuras que deberán ser tratadas por profesionales del pavimento.

Comparte esta información
¿Necesitas presupuesto o quieres hacernos una consulta?
Contacta con nosotros