¿Cómo se realiza la reparación de un depósito?

reparación de un depósito

En J.M. Navarro S.L., especialista en sistemas para el tratamiento de superficies, es capaz de ofrecer a la industria toda una serie de soluciones concretas basadas en sistemas de la más avanzada tecnología de nano partículas y resinas poliméricas, para la reconstrucción y reparación de daños en frío garantizando la reconstrucción, reparación y protección de daños en todo tipo de metales, elastómeros, aleaciones, caucho, goma y madera.

J.M. Navarro brinda soluciones a gran parte de los problemas de mantenimiento en las industrias, proporcionando soluciones y reparaciones duraderas tanto en superficies ferrosas como no ferrosas, hierro, hormigón, aluminio.

Nuestra empresa aragonesa J.M. NAVARRO S.L. es especialista en pinturas, pavimentos continuos de resina y morteros, pulidos, pulidos, protecciones especiales (reparación de depósitos), etc.

Reparación de depósitos de gasolina

El depósito de gasolina es el lugar donde se almacena el combustible. La normativa exige que todos los depósitos se hallen homologados.

La diferencia ente los distintos tipos de depósitos se hallan en el material de fabricación. Hoy en día son tres los materiales más utilizados en la elaboración de un depósito de gasolina:

  • el acero galvanizado
  • el polietileno de alta densidad (HDPE)
  • y el plástico reforzado con fibra de vidrio.

El depósito de acero galvanizado, más robusto y menos manejable que el depósito de polietileno y puede ser de una sola pared o de pared doble.

A pesar de tener un precio un poco más elevado, brinda una mayor durabilidad debido a la resistencia del acero a la corrosión provocada por el combustible.

Además el depósito posee un recubrimiento impermeabilizante que impide que salga el olor a gasoil, reduciendo al máximo las pérdidas por evaporación.

Entre los diferentes tipos de depósitos de gasoil, el depósito de polietileno es el depósito más demandado puesto que es más ligero y económico.

Su durabilidad es menor que el depósito de acero, pero mantiene las propiedades del combustible evitando que traspase el olor a gasoil.

Existen depósitos de plástico que almacenan hasta 3.000 litros, fabricados en una sola pieza, muy resistente a los golpes.

El depósito de gasoil de plástico y el depósito de etileno son bastantes ligeros y fáciles de trasladar y manipular, y no precisan de mantenimiento.

Los tanques de gasoil son esenciales para un posible resguardo seguro del combustible. El buen estado del depósito va a permitir contar con un producto de calidad por largo tiempo, ayudando a los motores de las máquinas a trabajar de un modo eficiente.

Para el mantenimiento y reparación de los tanques de gasoil, el uso de anti-corrosivo es fundamental, con el objetivo de sellar el recipiente donde es almacenada la gasolina.

Comprar un nuevo depósito de gasoil es una gran inversión por lo que resulta conveniente su reparación.

Su limpieza y reparación es una alternativa muy provechosa. En primer lugar se evita la formación de capas de óxido en las paredes del contenedor, puesto que la gran mayoría son de metal.

Los principales pasos para realizar la limpieza de los depósitos de gasoil con total seguridad destacan:

  • La extracción del gasoil mediante una manguera
  • Aspiración de lodos de hidrocarburos y agua. El proceso implica separación de componentes (agua, aceite y desechos sólidos)
  • Rociado con una bomba de presión para retirar los restos de gasoil de las paredes del depósito
  • Almacenamiento, transporte y gestión. Es importante evitar que sean arrojados en lugares que propaguen la contaminación del medio ambiente.
  • Microfiltrado y traspaso del combustible en buen estado

La reparación de los tanques de combustión permite el ahorro en el uso de recursos de almacenamiento, previenen daños que pueden llegar a representar importantes pérdidas humanas y económicas.

Reparación de depósitos de agua

Una de las mejores opciones para el almacenamiento de agua, productos químicos e incluso productos alimenticios es el depósito de polietileno.

El depósito de polietileno tiene gran resistencia química tanto a los agentes externos como a los productos que almacena. Muchos tanques se fabrican con inhibidores de luz ultravioleta.

También pueden sufrir fugas que son originadas por condiciones meteorológicas extremas o ambientes de trabajo muy duros.

Como la fabricación de un nuevo depósito resulta ser costosa, lo más sensato y económico es intentar arreglarlo con una pistola calentadora.

Es importante llamar a profesionales del servicio que proporcionen soluciones, como los que encontrará en J.M. NAVARRO S.L..

Para ello:

  • En primer lugar vaciar el contenido hasta que quede por debajo de la fisura
  • Limpiar la zona de la fisura con agua y jabón
  • Taladrar cada uno de los extremos de la fisura
  • Utilizar la pistola calentadora
  • Calentada la zona se agrega el material de relleno en forma de tira
  • Dejar enfriar y rellenar el depósito de polietileno con agua.

Depósitos de Fibra de Vidrio

Los depósitos de fibra de vidrio (PRFV), están fabricados en poliéster reforzado. Las fibras de vidrio aportan una excelente resistencia al depósito.

Entre las innumerables ventajas que tienen los depósitos fabricados en poliéster reforzada con fibra de vidrio cabe destacar:

  • Indicados para uso alimenticio
  • Resisten temperaturas entre 0 y 60 grados
  • No transmiten ni olor, ni sabor, ni color
  • Son los únicos depósitos que están expresamente diseñados para un uso exterior
  • Son de fácil limpieza
  • Fáciles de transportar
  • Gran estabilidad ante los cambios de temperatura
  • Facilidad de reparación ante rotura mecánica
  • Puede contener toda clase de líquidos: agua potable, abono, aceite, bebidas, carburantes, conservas, lácteos, pinturas, química, etc.

Los depósitos de fibra de vidrio se adaptan a las necesidades del cliente pudiéndose fabricar en diferentes formas y medidas, tanto para interior como para exterior, y con colocación aérea o enterrada.

Los depósitos rectangulares pueden fabricarse con o sin tapa superior y dependiendo de la altura precisarán de refuerzos estructurales.

Los depósitos cilíndricos para interior o exterior se colocarán apoyados en superficie cuando son de base plana o vertical; y también pueden ser enterrados.

Los depósitos cilíndricos tumbados se colocan sobre la superficie puesto que se fabrican con cunas de apoyo o patas.

El PRFV utilizado en las cajas de reparto, es un material muy ligero y versátil con excelente propiedad mecánicas, ofrece gran resistencia a toda clase de agentes externos, y permite toda la clase da acabados y colores.

La reparación de depósitos de fibra de vidrio, material metálico o de plástico, permite un importante ahorro económico. Lo más aconsejable es garantizar la resistencia de los depósitos mediante una técnica que asegure calidad y durabilidad.

Comparte esta información
¿Necesitas presupuesto o quieres hacernos una consulta?
Contacta con nosotros